19 de noviembre de 2017
Comarca de la Jacetania c/ Ferrocarril s/n
22700 - Jaca
HUESCA
Tlf: 974 35 69 80
Fax: 974 35 52 41

Aragüés del Puerto

http://www.araguesdelpuerto.es

Característico pueblo del Pirineo aragonés occidental con fuerte tradición ganadera que determina su arquitectura popular. En su casco urbano predominan las casas grandes (“fuertes”) –con adosados agropecuarios– algunas de ellas levantadas en el siglo XVI, una de las épocas doradas del Pirineo. Aragüés del Puerto se levanta sobre una colina desde la que se divisa perfectamente el valle que recorre el río Osia, siguiendo las pautas del clásico asentamiento en montaña.
Situado a 970 metros sobre el nivel del mar, por encima del umbral de rentabilidad agrícola y por lo tanto sin apenas cultivos,su propio topónimo lo vincula a los ciclos ganaderos y lo une estrechamente con los llanos de Lizara, en las faldas del pico Bisaurín (2.669 metros), un lugar mágico tal y como atestiguan
un círculo de piedras, un posible túmulo y un dolmen situado en el fondo del valle que se alinea de este a oeste con la llamada piedra de las vacas (sal).
Destacan las bordas (construcciones pastoriles) diseminadas en la parte norte del pueblo y a lo largo del valle. Otro elemento directamente relacionado con su tradición ganadera es el folklore, centrado en el Paloteau (dance de palos) que todavía se conserva. Ocho danzantes acompañados de mayoral y repatán bailan con palos de avellanera o espedos –hierros para asar la carne- al son de chiflo (flauta de tres agujeros), violín y salterio (tambor de cuerdas) una veintena de mudanzas distintas. Su vocación turística proviene de la década de los setenta, cuando se construye un hotel de grandes dimensiones que todavía hoy garantiza una capacidad de alojamiento poco frecuente en localidades como Aragüés, con poco más de 150 habitantes.

Ornitología y Micología
La presencia del buitre leonado, el quebrantahuesos, el milano, el águila real, el pitonegro o el treparriscos convierten la zona en paraíso de la ornitología, en un espacio único para los aficionados a la observación de aves. De hecho, el valle está declarado ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves).
El ambiente creado en los frondosos pinares y en los hayedos permite la existencia de una gran variedad de especies de setas.

Escalada en hielo
En invierno, Lizara ofrece como actividad paralela al esquí de fondo, la escalada en hielo. Las prácticas se realizan en diferentes cascadas de hielo (algunas equipadas), que caen por los espectaculares paredones rocosos que rodean la llanura.
Otra de las posibilidades invernales es el esquí de travesía, con numerosas opciones en el valle, entre las que destacan la pala sur del Bisaurín, el Bazo y el Foratón.