19 de noviembre de 2017
Comarca de la Jacetania c/ Ferrocarril s/n
22700 - Jaca
HUESCA
Tlf: 974 35 69 80
Fax: 974 35 52 41

Biniés

Asentado en una terraza natural a 681 m de altitud, en la margen izquierda del río Veral, Biniés se recorta contra la sierra que da entrada al  valle de Ansó a través de la impresionante garganta fluvial de la “foz de Biniés”. El terreno montuoso, con restos de carrascal, contrasta con los amplios campos de cereal, almendros  y frutales que se extienden hacia la Canal de Berdún.
Formó municipio propio hasta 1970 en que constituyó el de Canal de Berdún con Berdún, Martes y Villarreal de la Canal. El fogaje que Fernando el Católico ordenó en 1495 daba a Vinyes 26 fuegos. En 1857 tenía 381 habitantes y 275 en 1900. Contaba con 57 en 2004.

HISTORIA
Es uno de los núcleos más antiguos del condado de Aragón de los que se tiene constancia ya que se cita en el año 893 a raíz de la delimitación de los términos del monasterio de San Julián de Navasal. En documentos de los siglos X y XI Biniés, Viniés, Veniesse y Binuesse aparece como indicativo de procedencia y en un pleito entre San Juan de la Peña y unos particulares sobre la posesión del cenobio de Santa Eufemia de Biniés, finalmente incorporado a aquél (1042-1049). Pero es espurio el documento de 1071 con la donación del obispo Sancho de la iglesia de Biniés al monasterio pinatense. Ya existiría entonces el castillo en defensa de la estratégica entrada de la foz, que en 1413 Fernando I entregó en tenencia a Felipe de Urriés (recompensando su apoyo contra Jaime de Urgel y Antón de Luna), familia noble que fue titular del señorío de Biniés desde mediados del siglo XIV hasta el siglo XIX.

ARQUITECTURA RELIGIOSA
La actual iglesia parroquial del Salvador, antes  de San Sebastián, es fruto de la ampliación llevada a cabo en 1755 por el maestro de obras José Bueno. Consta de una nave, capillas laterales poco profundas y un estrecho presbiterio de testero recto -cuyas dimensiones se adecuaban seguramente a las del templo primitivo- en el que se dispone el retablo mayor, del siglo XVI (los demás son barrocos). Las bóvedas son cañón con lunetos y tiene coro alto a los pies, comunicado con la torre-campanario. La portada es clasicista, decorada con roleos y tornapuntas de factura local.
La ermita de Nuestra Señora del Pueyo (del siglo XVIII pero muy transformada) se eleva a la entrada de Biniés sobre un aislado promontorio del que toma su nombre.

ARQUITECTURA CIVIL Y POPULAR
Conjunto arquitectónico muy cuidado que se  extiende siguiendo un trazado regular entre la mole poderosa del castillo y la iglesia, con una gran plaza como eje ordenador. Una segunda plaza alargada, con el primitivo ayuntamiento y algunas de las casas más antiguas, conduce hasta el portón del castillo-palacio de los Urriés, casi colgado sobre el barranco. Restaurado por su propietario es, con sus cuatro torres almenadas, una de las fortalezas bajomedievales más importantes de la comarca, aunque siete de sus techos mudéjares se encuentran en Estados Unidos. Casa López, Casa de mosén Ara, Casa Maíto, Casa Castillo y Casa Espierri son buenos ejemplos de la arquitectura doméstica de la zona. Predomina la teja árabe y la mampostería, con sillares o bloques enterizos de piedra en esquinazos, marcos de ventanas y portadas, en arco de medio punto o adinteladas (Casa de Pedro Aisa), con su muesca apuntada. Permanecen en pie algunas monumentales chimeneas troncocónicas con peculiares bocanas triangulares, aunque abundan las prismáticas. Casa Fustero conserva la tradicional distribución interior del espacio, con lagar, cuadras y granero en la planta baja, y cocina, sala y alcobas en el piso principal.

FIESTAS Y TRADICIONES
Las fiestas mayores se celebran el 20 de enero en honor del santo patrón, San Sebastián, y las menores el 2 de agosto.