21 de septiembre de 2017
Comarca de la Jacetania c/ Ferrocarril s/n
22700 - Jaca
HUESCA
Tlf: 974 35 69 80
Fax: 974 35 52 41

Villarreal de la Canal

Se sitúa en la margen derecha del río Majones, a 638 m de altitud, en la falda de un pequeño altozano desde el que se divisa una amplia panorámica de la Canal de Berdún.
Denominado Villarreal hasta 1916, formó municipio propio hasta 1970 en que constituyó con Berdún, Biniés y Martes el de Canal de Berdún. El fogaje que Fernando el Católico ordenó en 1495 daba a Villa Real 32 fuegos. En 1857 tenía 427 habitantes y 285 en 1900. Contaba con 55 en 2004.

HISTORIA
Nacida con la categoría de “villa” de dominio real, mantuvo el carácter realengo hasta la disolución de los señoríos en el siglo XIX. Su fundación debió de tener lugar durante el reinado de Jaime II quien en 1294 la dio en tenencia a Pedro Martínez de Luna y en 1324 la vendió por veinte años a Lope Sánchez de Luna. Su situación fronteriza con Navarra la hizo vulnerable.
Sufrió las incursiones navarras -muy dura la de 1366- y en 1413 el ataque de las tropas del conde de Urgel y Antón de Luna. A finales del siglo XVI quedó integrada en la línea fortificada fronteriza ordenada levantar por Felipe II a Tiburcio Spanochi, que edificó un pequeño fortín cuyos restos aún se conservan.

ARQUITECTURA RELIGIOSA
La iglesia parroquial del Salvador fue edificada en el siglo XVI en sustitución de otra del siglo XIII. De dimensiones amplias, consta de una nave con dos profundas capillas laterales a modo de crucero y cabecera recta, con espaciosa sacristía adosada a ésta, torre a los pies y pórtico en el que abre una sobria portada clasicista. Las bóvedas son de crucería estrellada, de tradición gótica, más tardía y de diseño más complejo la que cubre la capilla izquierda. Hay una buena colección de retablos barrocos, de distintas  fechas del siglo XVII. Muy efectista es el retablo mayor, que ocupa todo el muro testero, con columnas salomónicas y profusa decoración. Notables son también los retablos de la Virgen del Rosario (comienzos del siglo XVII) y del Salvador. Aunque de factura local, hay interesantes piezas de mobiliario de gusto rococó, como la pila bautismal y la puerta, cajonera y lavabo de la sacristía.
La ermita de Nuestra Señora de la Esperanza  es un sencillo edificio (siglo XVII) con el cementerio anexo. De él procede una Virgen con el Niño de tradición románica.

ARQUITECTURA POPULAR
Caserío de urbanismo regular formado por calles de trazado rectilíneo que discurren en suave pendiente desde la iglesia, situada en el punto más alto. Las conforman casas individuales adosadas, con muros de mampostería a menudo revocada y tejados poco inclinados de teja, sobre los que aún se levanta alguna chimenea troncocónica de ladrillo (Casa Calderero, Casa Plaza). Llama la atención la sucesión de portadas en arco de grandes dovelas de piedra, algunas en arco apuntado (Casa Chaca, Casa Plaza), entre las que se intercalan otras adinteladas con muesca apuntada (Casa Francisqué, Casa Pellón) y algunas con salmeres en saledizo de elegante perfil curvo (Casa Antón). Las ventanas pétreas alternan con los balcones, como el de Casa Pellón, con el marco labrado de rocallas. Algunas casas lucen escudos (Casa Carpintero), aunque ninguna con tanto énfasis como la hidalga Casa Jordán, de grandes dimensiones. Muchas casas tienen lagares y bodegas, testimonio de que hubo viñedos, y  pajucera en la parte posterior (para acumular desperdicios para alimento de animales). Pajares, cuadras, corrales y cercas son buena muestra del esmero constructivo de la arquitectura popular.

FIESTAS Y TRADICIONES
Las fiestas mayores se celebran el 20 de enero en honor de San Sebastián y las menores el 15 de agosto. Era típica la romería a la ermita de la Esperanza el día de su festividad, el 18 de diciembre.