21 de septiembre de 2017
Comarca de la Jacetania c/ Ferrocarril s/n
22700 - Jaca
HUESCA
Tlf: 974 35 69 80
Fax: 974 35 52 41

Banaguás

Localidad situada a 816 metros de altitud, en plena llanura del Campo de Jaca,rodeada de pequeñas mesetas (“coronas”) y campos de cereal.
Banaguás tiene categoría de Villa desde 1094. Formó municipio independiente,incorporó Asieso y Guasillo, y en 1862 quedó integrado en el de Abay. Fue cabeza de surgido en 1944 por la fusión de los municipios de Abay, Araguás del Solano y Caniás y que en 1960 comprendía además Áscara, Fraginal, Guasillo y Novés. En 1963 todos pasaron al de Jaca.
El fogaje de 1495 que ordenó Fernando el Católico otorgaba a Banaguás 7 fuegos. Su población fue creciendo desde mediados del siglo XVIII, llegó a tener 129 habitantes en 1857 y mantuvo más de un centenar hasta 1950 en que comenzó a descender. En 2003 contaba con 38 vecinos.

HISTORIA
En el siglo XI Banaguás era del dominio del rey de Aragón, como testimonian varias donaciones de propiedades hechas por Sancho Ramírez. Una donación anterior, la de su iglesia a la catedral de Jaca por Ramiro I en 1063 es falsa, ya que el documento que lo acreditaba fue una falsificación que tenía por objeto legitimar los derechos de obispado de Jaca. A partir del año 1094, con la cesión de la villa por Pedro I, la historia de Banaguás se liga a la del monasterio de San Juan de la Peña y así permaneció, como lugar de señorío abadengo, hasta el siglo XIX. Al final de la Guerra de la Independencia, en diciembre de 1813, Banaguás sirvió de cuartel general a Antonio Oro para preparar el asalto a la ciudadela de Jaca, en la que se había acantonado el ejército francés, y que se saldó con éxito.

ARQUITECTURA RELIGIOSA
La iglesia parroquial de San Juan Bautista es fruto de una reforma efectuada en 1760 que supuso el derribo de la primitiva iglesia románica a excepción de su ábside. Éste presenta un tratamiento mural que fusiona las formas del “románico lombardo” (arcos y lesenas), ejecutado por canteros locales, y los motivos decorativos del grupo de iglesias del Gállego (friso superior de rollos o baquetones). En la nave, de planta rectangular y bóveda de cañón con lunetos, se disponen varios retablos barrocos, de los que destaca el retablo mayor. Conserva también una imagen románica de Virgen con el Niño (siglo XII) y una pila bautismal de piedra (en armario de madera policromada de gusto popular). La portada de piedra dieciochesca quedó en el siglo XIX guarecida por un atrio al que conduce un tramo en recodo que separa la iglesia de la antigua casa abacial. La torre data de 1889.

ARQUITECTURA POPULAR
Atractivo conjunto urbano con rincones de especial belleza como la plaza de San Juan Bautista, con la iglesia y la casa abacial como centro de atención. Banaguás conserva espléndidos ejemplos de arquitectura doméstica popular, construida en piedra, con puertas de grandes dovelas, ventanas con dinteles decorados, tejados de losas y chimeneas troncocónicas. De calidad muy notable es la casa abacial, del siglo XVIII, con gran chimenea, pero con la fachada remozada con elementos ajenos (el ventanal gótico geminado procede de Casa Huesa, en Botaya). Sobre el acceso actual luce la placa con el emblema de San Juan de la Peña, el Agnus Dei coronado, como símbolo de su dominio sobre Banaguás. Algunas de las casas son: Mayayo, Francho, Raboso, Carpintero, Chichorro, Mancha, Larraz o Capón.

FIESTAS Y TRADICIONES
Banaguás celebra sus fiestas mayores en honor de San Roque el 16 de agosto y las fiestas pequeñas el 20 de enero, festividad de San Sebastián. Participa en la romería del Voto de San Indalecio que se celebra un domingo de la primera quincena de Junio.