21 de septiembre de 2017
Comarca de la Jacetania c/ Ferrocarril s/n
22700 - Jaca
HUESCA
Tlf: 974 35 69 80
Fax: 974 35 52 41

Bernués

Bernués está emplazado en una colina a 917 metros de altitud sobre el antiguo camino real de Zaragoza a Jaca, en un terreno de orografía accidentada de la subcomarca de Soduruel (al sur de Peña Oroel y de la sierra de San Juan de la Peña).
Formó municipio hasta su incorporación al de Jaca en 1964. El fogaje de 1495 le daba 8 fuegos y no superó las 60 almas hasta comienzos del siglo XIX. En 1857 tenía 313 habitantes y un centenar más vivía en su término (El Molino de Joaquín Lacosta, pardinas de Lacarrosa, Lorés y Osán, y dos colmenares). 62 había en 1970 y en 2003 contaba con 25.

HISTORIA
Bernués aparece muy tempranamente en la documentación medieval. En el año 992 la villa fue donada por el rey de Pamplona Sancho Garcés II Abarca y su esposa Urraca al monasterio de Santa Cruz de la Serós. A comienzos del siglo XI, reinando Sancho III el Mayor, se entregó al de San Juan de la Peña, al que también particulares donaron propiedades, como en el año 1046 hizo Jimeno, abad de Bernués (y de Baraguás). Entre las que San Juan de la Peña tenía en Bernués estaba el antiguo monasterio de Santo Tomás, convertido en uno de sus prioratos, que fue cedido en 1079 a las monjas de Santa Cruz de la Serós a cambio del cenobio de San Juan de Veia. En algún momento indeterminado debió ocurrir algo similar con la villa pues en 1610 figura como propiedad de las monjas benedictinas de Jaca.

ARQUITECTURA RELIGIOSA
La iglesia parroquial de San Martín de Tours es un edificio barroco de planta rectangular con los muros revestidos interiormente por estucos policromados que enmascaran lo humilde de su fábrica. Contribuyen a ello los retablos de sus capillas, de los siglos XVII y XVIII, y especialmente el retablo mayor dedicado a la Asunción. Sobre la portada de acceso se encuentran los restos de un crismón románico de procedencia desconocida. Podría provenir de una iglesia anterior o bien de la ermita de San Alejandro, situada al pie del monte Larraín, hoy en ruinas. De ella procede una talla medieval con la efigie del santo.

ARQUITECTURA POPULAR
Típico ejemplo de pueblo-calle, la vía principal es la calle dedicada a don José Fatás (1837-1912), profesor y catedrático de Derecho nacido en Bernués. El casco urbano conserva notables muestras de arquitectura doméstica popular, como Casa Bisús, casa infanzona del siglo XVII, o Casa Gairín, del siglo XVIII. La mayoría de los edificios tienen tejados de losas extraídas de la cercana pardina de Osán. Son abundantes las chimeneas troncocónicas y muchas casas aún conservan patios solados con cantos, bodegas, pilas de aceite, fresqueras, masaderías, ceniceros y cocinas con “fogaril” y cadieras. Muy espaciosa es la cocina de Casa Bisús, con un banco para los sirvientes que podía vigilarse desde una ventana del dormitorio de los señores. Algunas nombres de casas son: Lorés, Pepito, El Cojo, Molinero, Pardo Viñao, Caudillo, Moreno, Marianico, Tejedor, Quicón, Carpintero o Sastre.
Edificio singular es la cárcel, con pasadizo en arco abierto en su fachada. El cartel de “cárcel pública” y una pequeña ventana con recia barra de hierro delatan su antiguo uso.
Fuera de la población, junto a un sencillo puente que cruza el barranco del río Moro, permanecen aún en pie las Casas del Molino.

FIESTAS Y TRADICIONES
Las fiestas mayores se celebran el 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen, aunque antiguamente honraban a su patrón, San Martín de Tours. Las fiestas pequeñas tienen lugar el 11 de junio en honor de San Alejandro. Antaño era costumbre ir este día en romería hasta su ermita así como el 20 de enero, festividad de San Sebastián. Participa en la romería del Voto de San Indalecio que se celebra un domingo de la primera quincena de junio.