18 de noviembre de 2017
Comarca de la Jacetania c/ Ferrocarril s/n
22700 - Jaca
HUESCA
Tlf: 974 35 69 80
Fax: 974 35 52 41

Urdués

Tranquila localidad escondida entre montañas en el corazón del valle de Hecho, a 884 m de altitud, al pie del barranco de Romasiete que desciende del pico de La Cuta, tributario del río Aragón Subordán.
Formó municipio independiente hasta 1971 en que con Embún y Hecho formó el de Valle de Hecho. El fogaje que Fernando el Católico ordenó en 1495 daba a Ordues 45 fuegos. En 1857 tenía 374 habitantes y 308 en 1900. Contaba con 65 en 2004.

HISTORIA
El estudio etimológico de su topónimo sugiere un origen prerromano, pero la primera referencia documental de la población data del año 867. En ella se menciona Orduesi como parte de una donación hecha por el conde Galindo Aznárez al monasterio de Siresa. De hecho, la iglesia de Urdués perteneció siempre al priorato de Siresa, mientras que la población (Orduassi en 1056) era propiedad del rey de Aragón y continuó siendo lugar de realengo hasta el siglo XIX.

ARTE
La iglesia parroquial de San Martín es de origen románico (siglo XII), aunque reformas posteriores  desvirtuaron su aspecto primitivo. Fue  restaurada en la década de 1980, cubriéndose  entonces  con la techumbre de madera que hoy tiene.  De la fábrica  románica, edificada con sillares de pequeño tamaño, se conserva una mínima parte de  los muros de la nave y el ábside semicircular, orientado al este y cubierto con bóveda de horno. A comienzos del  siglo XVII se labró la portada  de  influencia escurialense y  fue probablemente entonces cuando se levantó la  estrecha torre-campanario y se añadieron  dos capillas  en el lado sur (quizá también otras dos en el norte) para ampliar la nave románica. En el exterior aparecen empotradas algunas estelas con cruces y círculos. La talla de la Virgen con el Niño procede de la ermita del antiguo poblado de Catarecha, al norte de Urdués. Reconstruida en 1659, es un modesto edificio de mampostería de una sola nave, coro alto a los pies, pavimento de guijarros y retablo de pintura (1769).

ARQUITECTURA POPULAR
Este pequeño conjunto urbano está formado por  un reducido número  de casas que  se disponen a uno y otro lado de una larga calle principal distribuidas en dos barrios, alto y bajo, y con un pequeño arrabal al otro lado del barranco, junto a la iglesia. Aunque muy renovadas, todavía se aprecian las características arquitectónicas típicas  del valle de  Hecho, esto  es, casas individuales de tres o más plantas, separadas por gallizos (callejones), y construidas en piedra, con  pequeños vanos y tejados  de pronunciada inclinación a  dos, tres y hasta  cuatro vertientes cubiertos por la teja plana de la zona. Casa Mingué, Casa Arrigaz y Casa Chaime han mantenido bien el aspecto tradicional. Las dos últimas  conservan incluso las antiguas chimeneas troncocónicas con espantabrujas de remate, aunque son más habituales las chimeneas cuadradas propias de hogares adosados al muro de  tipo  francés. La cercanía del país vecino se aprecia también en la introducción de pequeños vanos abuhardillados (mansardas) para iluminación de la falsa bajo el tejado. En el arrabal destaca la antigua casa abadía por el bello efecto  creado por  sus ventanas  y portada de piedra, con la cruz labrada encima de la clave del arco. Junto a ella, aunque moderna, llama la atención la doble galería de madera de Casa Cabalero. 

FIESTAS Y TRADICIONES
Las fiestas mayores tienen lugar el 15 de agosto, por la Asunción de la Virgen, y el  11 de noviembre se celebra la festividad de San Martín, patrón de la localidad. También es tradición acudir en romería el primer domingo de junio a la ermita de Catarecha.