17 de octubre de 2018
Comarca de la Jacetania c/ Ferrocarril s/n
22700 - Jaca
HUESCA
Tlf: 974 35 69 80
Fax: 974 35 52 41

Tradiciones

LA FIESTA DEL PRIMER VIERNES DE MAYO

HISTORIA

    La celebración rememora un episodio del que no existe más mención histórica que la recogida en el Libro IV de la Historia General de Alfonso X el Sabio: la victoria del Conde Aznar Galíndez y sus tropas sobre las huestes musulmanas que asediaban Jaca, allá por el año 758 en un episodio más de la conquista global de la península Ibérica.   
En el amanecer del primer viernes de Mayo de aquel año se libró una gran batalla en las afueras de la ciudad, en la que un reducido ejercito cristiano se enfrentó a miles de musulmanes. Los jacetanos, dirigidos por el conde visigodo Aznar Galíndez, aguantaron el tipo con escasísimos medios y un valor épico. Al mediodía, cuando todo hacía presagiar lo peor, las mujeres jacetanas, que aguardaban en sus casas, decidieron acudir al campo de batalla armadas tan sólo con sus utensilios domésticos. Las mujeres que hicieron creer a los infieles, con el sonido de sus utensilios de cocina, que las tropas del conde cristiano eran mucho más numerosas, lo que provocó su desbandada del los infieles.El reflejo de los rayos del sol sobre sus rudimentarias herramientas y las hojas de boj que les cubrían provocaron el pánico en el rival. Los moros creyeron ver a lo lejos la llegada de nuevos ejércitos cristianos y huyeron.
La leyenda cuenta que dicha victoria sólo fue posible gracias a la decidida intervención de las mujeres jacetanas que con su arrojo, valentía y bravura ayudaron decantando la balanza para la victoria jacetana , por ello lo importante de las mujeres de jaca y da allí el famoso carácter montañés de nuestra mujeres que aun perdura en la actualidad. No podemos olvidar que tanto en este como en multitud de ocasiones las mujeres han actuado e intervenido en varios  acontecimientos históricos de relevancia y como no aquí no seria distinto. El regreso a Jaca se convirtió en una fiesta. Portando las cuatro cabezas de los jefes del ejercito moro, los jacetanos celebraron la victoria y su libertad..


Desde entonces, cada primer viernes de Mayo la ciudad revive el acontecimiento y cientos de ciudadanos se visten con trajes de la época para participar en un desfile multitudinario. Una gran fiesta muy popular  para la gente de Jaca que se ha convertido en una gran reunión  de obligado cumplimiento por el gran fervor popular que genera la misma.

    Jaca conmemora la gesta de sus antepasados desde hace varios siglos. En el siglo X se levantó la Ermita de la Victoria en el lugar donde supuestamente se libró la batalla. (Hoy, paradójicamente, es el cementerio de la ciudad).  Desde entonces, los jacetanos bajan cada mañana del primer viernes de Mayo a este paraje y después, siguiendo fielmente los pasos de las hueste del Conde Aznar , todos regresan a Jaca para vivir el momento más intenso.



El cancionero popular refleja  la parte más contundente de la leyenda.
"Diez mil moros murieron
en el combate breve,
el jacetano tuvo un sólo
herido... y leve"                                        



El Himno: Música: Josep Lluís Ortega Monasterio / Letra: Eugenio Villacampa. 1955